Málaga-Madrid-Granada II

Grupo Trevenque: Maquetación y programación de la tienda online del Museo Carmen Thyssen Málaga

Una vez concluida la fase inicial de diseño y con las líneas generales definidas,  en septiembre de 2015, abrimos el proceso de contratación de la empresa que sería responsable de la implementación del look and feel propuesto por el equipo de Sánchez/Lacasta.

Equipo ecommerce Grupo Trevenque: Elías, Rubén, Luis, Cristina, Ignacio y Ernesto

A esas alturas ya entendíamos que necesitábamos contratar no solo a una empresa con experiencia en la implantación de comercios online, sino también a un equipo de profesionales que aceptara el reto de desarrollar el proyecto partiendo de una metodología de trabajo inusual. Para llegar al resultado imaginado daríamos la vuelta al proceso y en lugar de ser nosotros –el cliente– el receptor de sus propuestas, serían ellos –los proveedores– quienes debían estudiar los diseños y validar su viabilidad técnica.

Esta ha sido la experiencia en el desarrollo de un proyecto, en principio “poco habitual”, para el equipo de ecommerce del Grupo Trevenque:

Durante los últimos meses hemos abordado uno de los proyectos más interesantes en lo que llevamos de año, la tienda online del Museo Carmen Thyssen de Málaga. Al principio nos generó diversas dudas la idea de que gran parte del trabajo fuese la integración del diseño de la interfaz, que por aquel entonces no habíamos visto, ni evaluado. Por un momento tuvimos la tentación de marcar unas directrices sobre cómo se debería hacer, pero no, no era posible, ni hubiese sido la mejor forma de abordar el trabajo.

Nos impusimos la regla de no limitar las ideas y tratar de encajar todas las piezas del puzle. En esta ocasión nosotros éramos los “nuevos”, a diferencia de Paco y su estudio, quienes trabajan de forma constante en el diseño editorial del Museo. Para nosotros suponía un gran reto poder implementar un diseño al pixel en “época responsive” y a partir de él generar su versión móvil, tratando de que transmitiera la misma frescura y experiencia de uso que el escritorio. Finalmente hicimos una o dos sugerencias y sólo sobre cosas muy técnicas como el número de columnas sobre el que tenía que estar basada la retícula.

[Empezamos]

“Abrir Sublime Text, Control + P, BS3 H… [enter] y después de la primera mañana, veíamos que aquellas líneas de <Código> HTML, CSS y JavaScript desestructuradas se iban transformando y esbozaban el diseño de la nueva tienda online del Museo Carmen Thyssen, empezaba a tomar vida, a respirar, a vivir aunque de forma primeriza, algo amorfa y unos pocos de errores. Amábamos nuestra profesión”

Como en todo proyecto web de cierta envergadura surgen los retos y las dificultades que resolver. Durante el desarrollo tuvimos el dilema a la mitad del proyecto. El proceso de compra diseñado no encajaba muy bien en la plataforma que estábamos usando: Prestashop. Pero la idea era sensata, muy sensata, y debíamos ser fieles a nuestra regla para este proyecto, debíamos resolver el problema de la mejor manera y teníamos que deshacernos del patrón de diseño de la plataforma y rehacer varias partes.

[Reuniones]

“Viernes día 15, reunión por Skype (otra reunión más, ¡¡no!!).

Revisamos el diseño de arriba a abajo. Marian y Antonio nos indican muchos detalles que resolver, nosotros anotamos, murmuramos, mientras Paco nos envía dos opciones con lo que podríamos implementar.

– Bueno… Hmmm… no… para el menú móvil tendríamos un problema si lo disponemos así, bueno, vale… Le damos una vuelta y os decimos en la reunión del jueves o por email. – ¡Hasta el próximo Jueves!”

Empatía y comunicación han sido a nuestro juicio las claves por las que se ha llegado a muy buen resultado y, por qué no, excelente. En todo momento nos hemos sentido arropados por Marian, Antonio y Paco porque de forma conjunta hemos ido encontrando siempre la mejor solución para resolver los pequeños problemas de experiencia de uso, diseño e incluso tecnológicos que se iban planteando durante todo el proceso. Y si no hubiese sido por las constantes reuniones y la buena comunicación, seguramente no hubiésemos podido encontrar ese nivel de solidaridad en el que todos hemos remado en la misma dirección, queriendo hacer lo mejor por el proyecto. Es justo decir que hemos co-diseñado y co-desarrollado desde Madrid, Granada y Málaga de una forma excelente.

[El sistema]

Y la criatura cobro vida y comenzó a andar…

Muchas son las variables que se tenían que perfilar para que, como una máquina bien engrasada, el sistema funcionara de forma autónoma facilitando la gestión más tediosa de las variables de precio, cantidades, anchos, etc. y también de pedidos entrantes. Es habitual que en este punto surjan bloqueos por exceso o por falta de análisis que provocan retrasos, asperezas entre colaboradores, etc. Por suerte, también en este punto hubo desde el primer contacto una orientación muy práctica dirigida, por un lado, a trabajar mucho el contenido de la web y, por otro, dejar solo los datos mínimos e imprescindibles como elementos “sincronizables” desde su programa de gestión (Navision).

De nuevo en este punto, todo el proceso se hizo realmente mucho más fácil gracias a la colaboración de Jorge Rodríguez y de Luis Tudela (experto en el ERP).

Acordamos la forma, el lugar y cómo teníamos que pasarnos los datos. En poco tiempo, un sistema totalmente diseñado a medida estaba funcionando, sincronizando los pedidos desde Prestashop hacia Navision, y los productos desde Navision a Prestashop.

[La última Ficha]

Y tras meses de trabajo, de unir muchas piezas, llegó el momento en el que pudimos hacerlo:

Tras unos meses de trabajo, publicamos la tienda online del Museo y por nuestra parte deseamos volver a colaborar con este gran equipo. Ha sido un proyecto muy gratificante en el que nos hemos sentido en muchas ocasiones niños jugando con todas las piezas del puzle de la tienda online que esperamos que los amigos y seguidores del Museo puedan disfrutar.

El equipo del Museo lo hemos integrado Jorge Rodríguez, Técnico de Informática, Antonio Lozano, Responsable de Logística de Tienda y Marian Díaz, Jefe del Departamento de Tienda/Librería.

No nos corresponde a nosotros juzgar el resultado del proyecto. La tienda, como señalaba Paco Lacasta en el primer post, es para los usuarios de la página y sois vosotros, nuestros clientes, quienes debéis valorar el resultado (aunque no podemos evitar una sonrisa de satisfacción cada vez que la abrimos).

La tienda online del Museo Carmen Thyssen Málaga es fruto del magnífico trabajo técnico desarrollado por nuestros colaboradores, pero también de su generosidad profesional y calidad humana. Desarrollar estas dos cualidades es lo que diferencia a los buenos profesionales de los grandes, y ellos pertenecen a este último grupo. Paco, Elías, Rubén, Sofía de Juan, Luis, Cristina, Ignacio, Ernesto, Luis Tudela y Julio (Aurea), Patricia, Cécile y Mario, nuestro eterno agradecimiento. Ha sido un lujo poder trabajar a vuestro lado y aprender de vosotros.

Este proyecto nació hace dos años, cuando Annerose Schwarz aún trabajaba en el Departamento de Tienda del Museo. Ella colaboró en la concepción de las propuestas iniciales para el menú de la tienda y en la selección de productos. También abrió las primeras negociaciones para la cotización del coste de los envíos. Mil gracias por tu entusiasmo.

María Navarro y Patricia Chica, Técnicos Web y de Nuevos Medios, quienes han trabajado en paralelo en el desarrollo de la nueva versión de la web del Museo. Han estado a nuestro lado asesorando y guiándonos con cariño durante todo el proceso. A Irene Pomar, Técnico de Exposiciones, y Alberto Gil, Técnico de Publicaciones, por su constante ayuda, sabios consejos y colaboración en la redacción de los textos de las fichas de publicaciones. A Clara Ruiz, Técnico de Registro, e Inmaculada Espinosa, Auxiliar Área Económica Financiera, por ser tan buenas amigas y compañeras. Ellas también aceptaron un reto, el de ser nuestros clientes virtuales, siendo las primeras personas, fuera del equipo de desarrollo, que navegaron por la base de datos de pruebas. Sus feedback nos proporcionaron información muy valiosa en temas de legibilidad, usabilidad y experiencia de navegación.

Queremos ampliar nuestro agradecimiento a todos nuestros compañeros de la Fundación. Nos han apoyado, mimado y soportado durante estos dos años, y en especial a Sandra, Rocío y Sofía, encargada y auxiliares de Tienda, que han estado pendientes de la evolución de la tienda online.

 

 

Guardar

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *