Cinco claves para valorar la exposición “Gustave Doré, viajero por Andalucía”

1.- Gustave Doré, nacido en Estrasburgo, es uno de los grabadores más importantes de todos los tiempos. Su trabajo como ilustrador incluye algunas de las obras maestras de la literatura universal, como la Biblia, La Divina Comedia de Dante, La tempestad de William Shakespeare o El Cuervo de Edgar Allan Poe. Además, ilustró El Quijote de Miguel de Cervantes en 1863. Su producción es el resultado de una mente especialmente imaginativa, fecunda y original.

Málaga la catedral y el puerto

2.- En 1862 viajó a España con el escritor y coleccionista Jean-Charles Davillier. La experiencia del viaje fue publicada por entregas en la revista Le Tour du Monde, entre 1862 y 1873, y más tarde, en 1874, en un libro titulado L’Espagne. Gustave Doré ilustró el texto de Davillier, ofreciendo al público una imagen más real de las formas de vida y costumbres del país. Pese a su deseo de verismo, el resultado mantiene el espíritu del último romanticismo.

3.- Doré fue un excelso grabador. Sus ilustraciones, realizadas con un exquisito cuidado en el detalle, ofrecen una valiosa información sobre lugares, costumbres y tipos de la época.

4.- La exposición muestra, por vez primera, las xilografías de Doré realizadas tras su periplo andaluz junto a las fotografías de época en las que pudo inspirarse. De este modo, pueden contemplarse fotografías de Charles Clifford, Luis Leon Masson, Gaudin et Frères, Francisco de Leygonier, Ernest Lamy o José Spreáfico.

5.- Para la realización de esta exposición, el Museo Carmen Thyssen ha contado con la colaboración de la Universidad de Cantabria, propietaria de las estampas, y de la Colección Fernández Rivero, un importante repertorio de fotografía antigua ubicado en Málaga.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *